El combustible más económico

El Gas Natural Comprimido (GNC) se utiliza para movilizar motores nafteros (ciclo Otto) en una amplia gama de vehículos, como por ejemplo taxis, autos particulares, utilitarios, pick-ups y transportes públicos de pasajeros en algunas localidades.

Un metro cúbico (m3) de gas (que equivale en rendimiento a 1.13 litros de nafta súper) cuesta una fracción del precio de la nafta o el gasoil en términos de costo directo, pero en realidad el usuario ahorra mucho más, ya que el motor extiende su vida útil y requiere menores gastos de mantenimiento. Algo muy importante al momento de decidir la compra de un vehículo nuevo es la diferencia de precio que existe entre un diesel y un naftero. Aún si a este último se le suma el costo de la conversión a GNC, se estima que el recupero del costo se ubica entre los 7 y 12 meses.

El mercado de GNC argentino está entre los primeros del mundo y cuenta con un parque automotor de más de 1.500.000 vehículos convertidos, más de 1.900 estaciones de expendio y 19 provincias con abastecimiento de GNC.

Oficina Virtual